• Opinión escrita en diciembre 2018

    "Excelente calidad/precio"


    Al lado de la Estación de Autobuses,muy céntrico, con un ambiente muy agradable. Carta con muchas opciones y un menú diario tanto de día como de noche. Los arroces excelentes y no hay porqué ser 2 o más (de agradecer cuando a tu pareja no le gustan). Vamos a menudo y no dejaremos de hacerlo. La única pena es que no estén abiertos todo el año. (Un plus añadido sería poder hacer reserva). Enhorabuena y sigan así!

    Anna R
    Anna R
  • Opinión escrita el 28 septiembre 2018

    "Visita obligatoria"


    Fuimos recomendados por la anfitriona del apartamento. Comimos en la zona del jardin, muy bonito y acogedor. Pedimos unas croquetas de calamar en su tinta, buenisimas, arroz con sepia y bolets que estaba muy muy bueno con mucho sabor y unos fideos negros con sepia y alioli suave tambien muy ricos. De postre tarta de queso deliciosa y otro que no recordamos nombre pero era helado de turron sobre una cama de chocolate fundido y crema catalana quemada por encima que estaba espectacular. La relacion calidad precio es brutal. Muy barato para lo bien que comimos.

    VPFer
    VPFer
  • Opinión escrita el 17 julio 2018

    "Encuentro familiar con niños muy pequeños"


    Estuvimos de maravilla. Nos pusieron todas las cunas que necesitamos. Tienen muy en cuenta a los bebés. Las habitaciones grandes y con terraza. Reformadas y muy limpias. El restaurante increíble tanto la comida como el servicio. No creo que en Palamos haya algo mejor calidad precio. Te encuentras a como en casa!!! Repetiremos los 16!!!!

    Belenpont
    Belenpont
  • Opinión escrita el 16 julio 2018

    "Una joya oculta"


    Una joya oculta. Es algo que puede decirse de este hotel sin miedo a exagerar. Una joya oculta tratada con mimo por los responsables de su gestión, conscientes de lo que tienen entre manos. La decoración (que transporta a otra época), las instalaciones, la limpieza,el personal, todo hace que este hotel resulte muy acogedor desde el primer momento. Una observación. Estuvimos hospedados en la primera planta, sobre la terraza del bar-restaurante. Aquella noche, entre semana, se oía un amortiguado rumor de los clientes de la terraza en la sobremesa de la cena o en la copa posterior. No llegaba a molestar. ¿Pero qué pasa en verano, cuando hay quien duerme con la ventana abierta?

    GeorgeKaplan2013
    GeorgeKaplan2013
booking and tripadvisor rewards